Bienvenidos a El Lugar de Beatriz

El catorce de diciembre es para mí un día emblemático, hoy cumplo mi primer año de jubilada y quise que fuera la fecha del arranque para mi blog.

Durante los últimos años de mi vida laboral se me hizo una tradición que cuando llegaba mi periodo vacacional, el primer día me iba a desayunar al  Hotel Four Seasons de Reforma en CDMX unos deliciosos Huevos Benedictinos.

Hace un año yo debí de arrancar mi vida como jubilada en este lugar, desayunando delicioso. Sin embargo, como seguí yendo a la oficina al menos una semana más en la entrega del puesto, perdí mi oportunidad. Entonces ahora vengo a rectificar y añado a la fecha de aniversario que ésta sea la primera entrada de El Lugar de Beatriz.

Por la mañana, en la terraza del hotel durante el mes de diciembre se siente frío, mucho frío. Si bien nos va, unos siete u ocho grados; pero el lugar lleno de árboles, flores, colibríes y la vista a la fuente que está en el patio central, bien vale la enfriada.

Los comensales pueden sentarse a un lado de los calentadores de exteriores distribuidos por todo el espacio, para hacer llevadero el momento. El café es excelente, y no falla que los meseros estén al pendiente, termo en mano, de llenar las tazas. ¿jugos? de todos los colores y sabores: naranja, zanahoria, toronja, mandarina y verde (perejil, naranja, nopal) entre otros.

Además de la barra de bufete que ofrece deliciosos quesos, rebanadas de salmón, fruta fresca (melón, sandía, piña, kiwi, higos, mango) huevos revueltos y tamales. Es posible pedir un platillo de la carta (allí entran huevos con chorizo, wafles belgas, huevos al gusto y por supuesto los Benedictinos).

 

 

 

Los huevos benedictinos me encantan, y los que sirven en este lugar son muy sabrosos: sobre pan inglés, una rebanada gruesa de lomo y los huevos escalfados (siempre con la yema tierna) cubiertos con salsa holandesa. Por último los adornan con crujientes espárragos y medio jitomate a la parrilla. He probado huevos benedictinos en infinidad de restaurantes, en busca de los mejores. A mi parecer estos se llevan el premio.

En esta última visita encontré algunos cambios en las instalaciones. Hasta hace algunos meses, donde me sentaba a desayunar ahora quedó el Bar Fifty Mils, se ve muy acogedor. También inauguraron una nueva sección llamada Pan Dulce; es una lujosa panadería donde todo se ve delicioso: tartas, panes y mini pastelitos.

El hotel está ubicado en el paseo de la Reforma, una de las zonas más hermosas de CDMX. El precio tan elevado del estacionamiento del hotel es motivo adicional para dejar el carro a un lado y disfrutar del paseo. Saliendo, si caminas a la derecha encuentras el Ángel de la Independencia, si caminas a la izquierda llegarás al Bosque de Chapultepec. Que mejor forma de bajar el desayuno.

Siempre es un placer desayunar en el Hotel Four Seasons  de Reforma en CDMX.

Save

Save

Save

Save

Save

Save

6 thoughts on “Bienvenidos a El Lugar de Beatriz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *