Azul Condesa

Dirección: Nuevo León 68, Hipódromo Condesa,

06100 Cuauhtémoc, CDMX

Teléfono: 01 55 5286 6380

Horario: Lun-sáb 8am-12am, dom 9am-6pm

 

¿Ya les había contado que Azul Histórico es uno de mis restaurantes favoritos? Bueno pues recién acabo de conocer también Azul Condesa. Ubicado en la Calle de Nuevo León, un rumbo maravilloso para caminar. Infinidad de Restaurantes, cafeterías y la hermosa librería del Sótano está apenas a unos pasos.

 

Me tocó conocerlo entre semana, por lo que si bien no estaba vació, digamos  que los comensales llegaban de poco en poco. Entonces el servicio y la atención fueron de primera.

 

Como ya les había platicado, además de la carta fija, los “Azules” siempre tienen algún festival en puerta. A mí me tocó en este mes de abril el Festival del Mango, por lo que me decidí por pedir un platillo de  la carta fija y uno del Festival de Mango.

 

Para platillo de entrada elegí media orden del  salpicón de venado, servido con gajos de aguacate y jitomate. La carne suave, el aderezo con la acidez ideal, un platillo verdaderamente delicioso y fresco. Acompañado de totopos, media orden fue sustanciosa.

 

 

Para plato principal pedí Camarones envueltos en coco con salsa de mango, acompañados del clásico arroz blanco con nuez de la india, piña, pasitas y adornado con cebollín picado (amo sus ollitas de peltre). Los camarones enormes, una muy buena ración. La salsa de mango sublime, excelentemente combinada con el arroz.

Me encantaron mis platillos, por supuesto deliciosos…y bellos. Pero no pude llegar al postre.

 

El mesero tuvo a bien recomendarme un chocolate de agua, la mezcla del chef, que me lo prepararon en mi mesa. No obstante que señalan que los tres restaurantes manejan la misma carta, en Azul Histórico jamás he visto que lo preparen, y mucho menos me lo han ofrecido.

Además de ser un lugar hermoso, lleno de vegetación y obras de arte (cada mes tienen artistas diferentes que exponen en las paredes del restaurante, ¡¡¡¡un gozo!!!!)  es un buen espacio para relajarse, comer rico, tomarse un mezcal o un rico coctel. Apartarse del bullicio que apenas a unos pasos tenemos sobre la calle de Nuevo León.

Debo de confesar que yo estuve sentada en el patio principal, sin embargo no tuve oportunidad de conocer las terrazas del primer y segundo piso. Se me quedará la tarea de regresar para desayunarme unas Enchiladas de Jamaica o degustar para la hora de la comida algún platillo del próximo festival.

Y para los que ya conocen el lugar, y han recibido la tarjeta  con los datos del Chef Ricardo Muñoz Zurita, los meseros señalan que si le escriben al chef, él les contestará.

¡Pues si contesta! Es una persona sumamente amable y comprometida con su clientela.

 

Y yo ya soy clientela de Azul Condesa, quedé enamorada del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *