Mi corazón con Venezuela – Arepas

Son días difíciles para el pueblo venezolano, días de manifestar su inconformidad y de resistir. Si Dios quiere, también serán días de cambio. Yo que diera por estar allá, abrazándolos y azotando ollas a su lado. Valgan las siguientes entradas en solidaridad y en honor a mis amigos.

Para empezar elegí una receta muy sencilla, pero emblemática: las arepas. Para los venezolanos las arepas son como la tortilla para los mexicanos: el perfecto acompañante para desayunos, comidas y cenas.

Recuerdo que en los años noventa era un triunfo conseguir Harina PAN en México. Uno de los pocos lugares que la surtía era el Mercado de Medellín. Hoy día hay tal número de venezolanos y colombianos viviendo en el país (además de infinidad de restaurantes), que resulta que para los supermercados ya es negocio surtirla permanentemente. Bendita Globalización.

A los que no han probado las arepas o a quienes no han intentado elaborarlas, los quiero animar. Verán que es muy sencillo. Y dado que la Harina PAN ya la consigues con facilidad, es posible tener un paquete en nuestra alacena. Les mostraré tal y como me enseñaron a prepararlas.

Ingredientes para Arepas:

2 tazas de harina de maíz precocida PAN (blanca)
4 tazas de agua
1 cucharadita de sal
1 chorrito de aceite

 

Procedimiento:

Las arepas se elaboran con harina de maíz precocido, que puede ser blanca o amarilla. Yo solo he visto en Superama la blanca; probablemente en el Mercado de Medellín (ciudad de México) encuentren la amarilla.

En un recipiente suficientemente hondo ponemos la harina, sal y el chorrito de aceite.

He visto en recetas que la proporción harina-agua es 1 por 1 y 1/4, sin embargo a mi me gusta ponerle 1 por 2. No se si sea la altura de la ciudad de México, o el clima o que se yo, pero cuando utilizo esas proporciones (una de harina por dos de agua) las arepas quedan más esponjosas. Aunque es necesario dejar reposando unos minutos la masa antes de proceder a darles forma a las arepas.

Añadimos el agua y con la mano comenzamos a remover para que se integren los ingredientes y se desbaraten los grumos. Debemos dejar la masa lo más suave posible, hasta que se despegue de las manos. Entonces nos lavamos y dejamos reposar un par de minutos.

Procedemos a hacer diez bolas. Con la mano debemos de darle forma a la arepa, 10 cm de diámetro y 1.5 a 2 cm de ancho (cuando van rellenas son mas anchas). Si se agrieta un poco, con agua podemos alisarlas para que queden parejitas.

En una sartén (debemos de untar con servilleta un poco de aceite para que no se peguen) bien caliente acomodamos de cuatro en cuatro arepas y la comenzamos a dorar un poco a temperatura media, 5 minutos por lado. Las vamos cubriendo con un paño y seguimos pasando por sartén el total de las arepas. Cuando hayamos terminado con el total, las ponemos en una reja al horno por 20 minutos más a 200 grados centígrados.

Les comento que si las meten en horno quedan mucho más suaves y esponjosas. Sin embargo, en sartén con tapa a fuego muy bajito, también quedan bien. Pero tenemos que estar pendientes para darle vuelta a los quince minutos, cuando ya tengan un color dorado.

Lo que yo acostumbro a hacer es preparar 2 arepas para desayunar, las pongo en el sartén, y para cuando termino de hacer el desayuno, las arepas ya están listas.

En Venezuela, por todo el país es posible (o era…porque tiene mucho que no voy) encontrar Areperas donde puedes probar infinidad de rellenos:

• Pabellón: rellena de rebanadas de plátano, frijoles y carne mechada. (la arepa de la foto no le puse plátano)
• Reina pepiada, rellena de ensalada de pollo.
• Catira: pollo y queso amarillo.
• Dominó: frijoles negros y queso blanco.
• Pelúa: rellena de carne mechada y queso amarillo.
• Llanera: rellena con carne cortada muy finita, tomate en rodajas, aguacate y queso guayanés.
• Patapata: rellena con queso amarillo, frijoles negros y aguacate en lonjas.
• Tumbarrancho: La más laboriosa. Primero, se abre la arepa asada, se rellena de mortadela. Luego se cierra, se pasa por harina y huevo, y se fríe en aceite. Finalmente, la arepa rebozada se rellena con queso de mano, repollo picadito, tomate, kétchup y mayonesa.
• Perico: como huevo a la mexicana, sin chile
• Rompe Colchón: mezcla de varios mariscos a la vinagreta.
• Rumbera: pernil horneado y queso amarillo rallado.
• Sifrina: igual que la Reina Pepeada, pero con queso amarillo rallado.

 

 

¿Cuál es mi preferida? Rellena únicamente de queso guayanés, un queso único, parecido a la asadera sinaloense pero aún más cremoso.

Las que yo preparé para esta entrada son “mexicanizadas”: de chicharrón guisado, de queso de morral, de carne machaca, de huitlacoche y las más venezolana, de pabellón (frijoles negros y carne mechada).

En algunas regiones de Venezuela la arepa la preparan frita. Yo no la he probado así, pero imagino que sabe bien, aunque más calórica. Tendré que hacer el experimento, y subiré la foto 🙂

Buen provecho.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *