Demasiado amor

Autor: Sara Sefchovich
Editorial: Alfaguara
Páginas: 213
Precio: $239 Librería Gandhi y $198.37 Amazon
ISBN: 978-607-113-655-8

 

Sinopsis:

Es una intensa novela de amor contada a través de las vivencias de Beatriz. También, la historia de dos hermanas que deciden comprar una casa en un pueblito de Italia. Para lograr ese sueño, una de las dos deberá viajar primero y la otra deberá quedarse en México para trabajar y mantener a ambas. Beatriz se queda porque el destino hará que se cruce con un hombre misterioso que la llevará por todos los caminos de México y la hará vivir el amor con una intensidad que nunca había imaginado.

 

¿Por qué en El lugar de Beatriz?

Esta novela, es una recomendación de mi maestra del curso Mujeres y Culinaria en la Historia de México, la historiadora Patricia López. Hace un par de semanas ocupamos las dos horas de clase para recomendación de libros de autores mexicanos, cuyo protagonista es la comida, o al menos lleva un papel importante en la trama. Imaginen como me brillaron los ojitos. La mayoría de los textos que yo tenía en cola eran de todas partes del mundo menos mexicanos. Sobre estos ni siquiera había oído hablar de ellos. Valga la presente como agradecimiento.

 

Mi opinión

Excelente, El libro es maravilloso. Desde la primera página quedé enganchada, picada, fascinada. Es un libro que se lee fácil. En paralelo se desarrollan dos historias y gozas ambas.
La primera, la de las hermanas que hacen planes para poner una casa de huéspedes en un pueblito de Italia. Una hermana se va por delante, para rentar y comenzar a preparar el terreno, la otra (Beatriz) se queda en México para trabajar duro. Al principio todo o casi todo el dinero que gana Beatriz se va para Italia, y poco a poco la de Italia necesita menos ayuda, conforme se establece y comienza a hacer su vida del otro lado del mundo.
La segunda historia inicia el mismo día que se separan las hermanas, cuando Beatriz se siente sola y se va a meter a un Vip’s a tomar un café. Allí conocerá al amor de su vida.
La novela está estructurada intercalando un capítulo de las hermanas y otro del amor tórrido. Este último más como resumen de todo lo vivido, lo paseado y lo bailado. Y donde entra la comida???? En muchas partes del libro.

 

Para recordar:

Pude haber elegido el capítulo más gastronómico, donde Beatriz enumera todos los platillos mexicanos que compartieron en tantos años de viaje por la república; sin embargo elegí este que me pareció hermoso. Espero les guste.

 

Contigo conocí los trece cielos y los cinco soles, los cinco mares, los cinco colores y las cuarenta y dos razas de la planta del maíz. Contigo conocí los cuatro espacios y los cuatro tiempos, los cuatro elementos y los cuatro puntos cardinales que son las direcciones del mundo. Conocí tres sierras madres y un eje volcánico, las tres virtudes teologales que son la fe, la esperanza y la caridad y las tres virtudes cardinales que son la inteligencia, la memoria y la voluntad. Contigo conocí todas las frutas, todas las flores y todos los árboles. Conocí el sonido del viento y el color de la luz, la densidad del agua y la ligereza de la tierra, las mil especies de cactáceas que nacen en este país y las mil artesanías que hacen con sus manos los indios; los trescientos nombres del maíz y los trecientos veinticinco usos del cacahuate. Conocí los cuatro colores del mole, los cuatro del zapote y los cuatro sabores de las aguas frescas; los tres colores del pozole, los tres tipos de plátanos y los tres de tunas. Y también conocí las muchas variedades de frijol, los muchos tipos de chiles y de yerbas, las muchas suertes que se pueden hacer con un caballo, las muchas formas como se puede cocinar un cerdo y las muchas, muchísimas maneras de hacer el amor.
Tú me enseñaste los lugares de antier en los que Dios estaba en todas partes y los lugares de ayer en los que Dios estaba en el cielo y los lugares de hoy sin Dios.
Contigo aprendí que el maguey es sagrado, que el frijol es sagrado y que el pulque y el peyote también lo son. Pero aprendí que lo más sagrado es el maíz. Por eso supe que los Cristos se hacen de caña y que los primeros seres humanos se hicieron de maíz. Maíz causa de la vida, su gracia, alimento de los dioses y de los hombres, grano sagrado, planta divina, carne nuestra que naciste en Tamoanchán.
Por todos los caminos y por todos los lugares vimos el maíz, vimos el maguey y el frijol, vimos la caña de azúcar, vimos la fruta. Trepados en el cono volcánico de Xihuingo vimos los llanos de Apan con sus magueyes y sentí un enorme amor por este país. Trepados en las ruinas de Monte Albán vi la tierra seca y pobre y sentí un enorme amor por este país. En las cumbres de Telapon y en El Tláloc, vi todo lo que al ser humano le está dado ver y sentí un enorme amor por ti y por este mi país, país de cerros y volcanes, de milpas y magueyes, de colores y sonidos, de indios y dioses.

 

De la Autora, Sara Sefchovich:


Sara Sefchovich Wasongarz (2 de abril de 1949) es una socióloga, historiadora, escritora, catedrática, investigadora, traductora, comentarista y conferencista mexicana, autora de catorce libros y múltiples artículos en periódicos y revistas. Su primera novela, Demasiado amor, publicada en 1990, la hizo merecedora del Premio “Agustín Yáñez” y fue llevada al cine en 2002. Publica una columna en el periódico El Universal desde hace más de veinte años.
Nació en la Ciudad de México el 2 de abril de 1949. Realizó sus estudios de sociología a nivel licenciatura (1977) y maestría (1987) en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En 2005 obtuvo un doctorado en Historia de México en la Facultad de Filosofía y Letras de la misma universidad. Ha impartido clases en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y ha sido profesora visitante en la Universidad Estatal de Arizona.

 

Se desempeña como investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM desde 1977 y del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) desde 1985. Obtuvo la beca Guggenheim en el período 1989-1990. Ha escrito libros de ensayo, novelas, libros colectivos, cuentos, artículos para revistas y suplementos culturales. Algunas de sus obras se han traducido a seis idiomas.

En 2002, su novela Demasiado amor fue adaptada al cine bajo la dirección de Ernesto Rimoch y protagonizada por Karina Gidi y Ari Telch. Su libro La suerte de la consorte se presentó como texto medular del programa cultural «Leo…luego existo» del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Ha colaborado para el periódico El Universal durante más de veinte años y también para los periódicos La Jornada y Reforma. Participó en el noticiero Monitor de 1996 a 1998 en Radio Red, y de 2002 a 2006 en Radio Monitor. Es columnista del sitio web Diario Judío.

 

Otras Novelas:

Demasiado amor (1990)

La Señora de los sueños (1993)

Vivir la vida (2000)


 

 

Recuerda visitar la relación de libros reseñados o por reseñar, encontrarás varios, donde el protagonista es la comida…o por lo menos lleva un papel principal. AQUÍ

 

2 thoughts on “Demasiado amor

  1. Muchas gracias por la mención, Beatriz. Coincidimos en que Demasiado amor es una maravilla de libro y creo que debió haber sido difícil la decisión de seleccionar un segmento de él para citarlo aquí.
    Yo podría hablarle horas sobre Sefchovich. Pienso que es una extraordinaria escritora que desde distinto ángulos, o distintas ágoras, desmenuza la vida cotidiana de las mujeres. Ahora le recomendaría que a su lista de espera sumara “La señora de los sueños”, “¿Son mejores las mujeres?” y “La suerte de la consorte”, en su última edición; es decir, la que contiene un CD que acompaña auditivamente el contenido de tan excelente investigación.
    La vuelvo a felicitar por su blog ¡Me encanta!

    • Hola Patricia, buen día.
      En este Lugar de Beatriz siempre dare reconocimiento a los orígenes de lo que subo. Llámese libros, restaurantes o recetas. Bueno, siempre que me acuerde de donde vienen jajajaja. Tiene mucho tiempo que colecciono recetas y muy pocas son las que no le puse de donde las saqué.

      En verdad disfruté a Sefchovich. Muy fácil de leer, y una historia excelente. Por supuesto no será el único libro de ella que lea. La suerte de la consorte lo compre hace algún tiempo (sin CD), sigue en cola, no por mucho tiempo.

      Agradecida por las porras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *