Enchiladas de Nata

Yo creo que si, estas enchiladas son invento de mi madre. A mi que me gusta coleccionar recetas, libros de cocina y veo infinidad de programas relacionados con la comida, no recuerdo haberla visto antes.

Durante mi infancia comí innumerables veces estas enchiladas.Entonces la nata era algo común en casa. Mi mamá acostumbraba a hacer pan de nata (olía DIVINO la casa), o galletas de nata (horneadas o en comal) y por supuesto, las deliciosas enchiladas. Las acompañaba con frijolitos refritos, o con huevo revuelto, o con pollo deshebrado.

Todas las mañanas pasaba el lechero, con sus recipientes de metal, repartiendo leche bronca. Yo siempre he sido intolerante a la lactosa; sin embargo, dos de mis hermanas tomaban al menos tres vasos de leche diarios…más la que consumía el resto de la familia. Bronca la leche se ponía a hervir, se dejaba reposar hasta que cuajaba la espesa nata por encima. Entonces se tenía que poner en el refrigerador, ya bien dura se retiraba con cuidado y se guardaba en recipiente.

Hoy día ya no es tan común. Para empezar la leche que ahora se consume es la que viene en Tetrapak. O por lo menos, la que se consigue en la capital de la república. Y como todo engorda, la leche más común para consumir es la baja en grasas, light. No he hecho el intento, pero si la pongo a hervir dudo mucho que salga nata.

Yo consigo nata fresca, la traen del estado de Veracruz. Es dulce, espesa, cremosa.

Espero disfruten mi receta:

 

Ingredientes:

600 grs jitomate bola
100 grs cebolla
1 chile serrano
1 taza de nata fresca
1 cucharada de aceite

Para las tortillas
500 grs de masa

 

Para acompañar

Frijoles refritos
Pollo cocido deshebrado
O Huevo revuelto

 

Procedimiento:

En una olla amplia pon a calentar el aceite. Agrega la cebolla y el chile, ambos bien picaditos. Deja que se acitrone un par de minutos.

Mientras tanto pica el jitomate en cuadritos. Añádelo y deja que se fría junto por unos minutos. Agrega sal.

Si el jitomate es jugoso, se formará salsa. De lo contrario podrás añadir un tercio de taza de agua o caldo. Apaga la olla y añade la nata. Revuelve y deja reposar.

Mientras tanto prepara el acompañamiento. Pollo deshebrado, frijoles refritos o huevo revuelto.

Haz las tortillas y comienza a sumergirlas en la salsa. Acomódalas en un plato con su acompañamiento por un lado o puedes poner el acompañamiento de relleno, como le hice yo, de pollo.

Si las tortillas son de máquina o de paquete, pásalas por un sartén caliente rociado con aceite en aerosol antes de sumergirlas en la salsa, para que no se desbaraten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *