Pellizcadas Veracruzanas

Las pellizcadas son un antojito muy conocido en el estado de Veracruz. Se trata de pequeñas tortillas un poco más gruesa de lo normal, que mientras aún está caliente se le pellizca la orilla con el propósito de que no se les salga el relleno cuando las armas. Originalmente se freían en abundante manteca de cerdo. pero para los que cuidamos la línea tenemos opciones.

 

Para esta ocasión preparé dos salsas crudas, roja y verde. Por supuesto no puede faltar cebollita y queso, que son la base. El top es infinito: de pollo cocido, de chorizo, de carne deshebrada (cuete o falda), o la clásica, solo salsa, cebollita y queso.

 

Estas son unos de los antojitos más sencillos para hacer, para agarrarle el modo a la tortillera, porque las tortillas quedan gruesas y difícilmente se te rompen. Al principio para pellizcarlas sentirás que te quemas, pero es relativamente sencillo. Inténtalo.

 

Va la receta para 6 porciones

 

Salsa roja:

1 jitomate
1 trocito de cebolla
1 chile serrano
1 ajo pequeño
Sal

 

Salsa verde:

1 taza de tomatillo verde
1 trocito de cebolla
2 ramitas de cilantro
1 chile serrano

 

Frijoles Refritos:

1 cucharadita de manteca o aceite
1 cucharada de cebolla picada
1 taza de frijoles cocidos

½ kilogramo de masa (también puedes hacer tu propia masa con masa harina: 2 ½ tazas de masa harina, 1 ½ taza de agua para formar la masa y ¼ cucharadita de sal)
1 cucharadita de manteca de cerdo
½ taza de cebolla bien picadita
1 taza de queso fresco desmenuzado (puede ser cualquier queso rallado)

 

Rellenos:

Pollo cocido
Chorizo frito
Carne bien cocida deshebrada

 

Procedimiento

Puedes elegir hacer las salsas crudas o guisadas (a mí la roja me gusta guisada y la verde, cruda)

 

Para las salsas guisadas

Pon a hervir los ingredientes por veinte minutos con un poquito de agua (no mucha porque los tomates tienden a soltar más). Deja enfriar un poco y licúalos. Pon a calentar una cucharadita de grasa (manteca o aceite) y fríe tu salsa. Añade la sal necesaria y deja que se sazone un poco

 

Para la salsa cruda

Pon en la licuadora todos los ingredientes y licua por un par de minutos. No olvides añadir sal y probar

Para los frijoles refritos:

Puedes guisarlos con aceite o con manteca, lo que te venga bien. Debes de poner a freír la cebolla y aumentar los frijoles prensados o licuados. Déjalos en la lumbre bajita por un buen rato, hasta que se vayan secando, revolviendo ocasionalmente. No olvides probarlos de sal.

 

Para la masa de harina:

Si Utilizas harina de maíz, mezcla las dos tazas de harina por una y media taza de agua tibia y sal. Amasa por dos minutos y si le falta agua, añade una cucharada de agua a la vez, no más.

Una vez que tengas la masa lista, comienza a hacer bolitas (es preferible hacerlas primero, de lo contrario tendrás el comal calentándose de más mientras haces cada bolita antes de aplastarla, amén de que no te quedarán del mismo tamaño). Prende el comal y prensa las bolitas en la tortillera (utiliza dos plásticos).

El comal debe estar bien caliente.

Coloca la tortillita en el comal, deja que se vaya cociendo por un lado mientras prensas dos más y las pones en el comal, entonces dale la vuelta a la primera.

 

Cuando la volteas por tercera vez y comienza a inflarse, entonces está lista.

 

Sácala del comal y déjala un par de minutos (no más, de lo contrario se pondrá dura) y comienza a pellizcarle las orillas. Cuando esté lista ya pellizcada ponla en una servilleta de tela, para que no se reseque.

 

 

 

 

Para las pellizcadas a la plancha con aceite en aerosol:
Rocía el aerosol en el comal caliente y acomoda las pellizcadas boca abajo por un minuto. Dales la vuelta y comienza el armado.
Les puedes poner una cucharadita de frijoles, lo distribuyes bien sobre la pellizcada, ponles carne (de pollo, de chorizo o deshebrada), salsa, cebolla, queso. Déjalas por unos minutos para que estén bien calientitas, y sirve.

 

Para las pellizcadas con manteca de cerdo:
Puedes saborearlas con manteca de cerdo, sin que tengas que ponerle grandes cantidades de grasa, apenas la necesaria para que le de sabor. Coloca una cucharadita de manteca en el comal caliente y acomoda las pellizcadas boca abajo por un minuto. Dales la vuelta (si es necesario pon un poquitín más de manteca) y comienza el armado, igual que las de arriba.

En algunas partes del estado de Veracruz le ponen solo salsa, cebollita y queso. Yo las he preparado con salsa cruda o guisada. Igual quedan deliciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *