Empanaditas de Higo

Hace ya varios años me daba por regalar galletas. Para navidad armaba latas de galleta o canastitas decoradas con motivos alusivos a la temporada. También me anotaba un diez para bodas y bautizos. Estas empanaditas son quizás las galletas más finas que incluía en mis regalos (por chiquitas, delicadas y sabrozas).

Aunque las instrucciones iniciales eran palotear y cortar las galletas, yo siempre preferí la tortillera. La noche anterior hacía la masa, las bolitas y al refrigerador. Y por la mañana comenzaba a armar las empanaditas.

Son un tanto laboriosas, pero el resultado vale la pena.

Va la receta.

 

Ingredientes:

Para la masa:

230 grs. queso crema
230 grs. de mantequilla
420 grs. de harina

 

Para el relleno:

100 grs. nuez picada fino
100 grs. de pasas
150 grs. de higos cubiertos picados
150 grs. de azúcar moreno
20 grs. de harina
3 Cucharadas de jugo y raspadura de limón

 

Procedimiento:

 

Para la masa:

 

Revuelve todos los ingredientes con una raspa o con tenedores. No debes de manejar la masa con las manos porque se reblandece el queso crema. Cuando esté bien integrada únela con la punta de los dedos. Has bolitas del tamaño de una nuez. Colócalas en un plato y cúbralas con papel kleenpack (película auto adherible para cocina). Refrigérala al menos 3 horas

 

 

 

Para el relleno:

Tiene que elaborarlo cuando vaya a armar las empanadas, porque la harina tiende a apelmazar la mezcla, pero es necesaria para que no suelte jugo el relleno. Yo metí todos los ingredientes en la procesadora de alimentos para que quedara bien picadito y deje reposar por quince minutos. Puedes utilizar higo seco (higo turco) o cubierto (cristalizado), quedan bien con los dos tipos.

 

Para armar las empanadas necesita una tortillera. La masa es frágil recién hecha, pero refrigerarla ayuda. Haz las tortillitas no tan delgadas, y pon suficiente relleno. Los plásticos de la tortillera te ayudarán a cerrar la empanadita, apretando bien los lados.

 

Hornea a 250 grados centígrados por veinticinco minutos. Al salir déjalas enfriar un poco y espolvorea con azúcar glass.

 

Si no tienes tortillera puedes extender la masa, cortar círculos y rellenar. Considera que entre más pequeños los círculos, más delicadas se verán las empanadas. También ten en cuenta que si tu cocina es muy caliente, te será difícil armar las empanadas sin refrigerar primero la masa.

 

 

 

2 thoughts on “Empanaditas de Higo

  1. Exquisitas en todos los sentidos. Visualmente son un goce al admirar diminutas empanaditas que caben 3 o 4 en la palma de la mano. Y que decir del sabor tan suave y delicado, acompañado de un buen café son la opción para disfrutar sin culpa por las calorías. Gracias Beatriz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *