Sopes de Tuétano

Ayer fui al super y por casualidad pasé a un costado de la carne kosher. Alcancé a ver una charola de huesos de Tuétano que me hizo ojitos. El Hueso de Tuétano desde siempre lo he utilizado para mi delicioso Mole de Olla (platillo predilecto de mi rey, que está pendiente que lo publique, por […]

Huevos a la Veracruzana

Los Huevos a la Veracruzana son especialidad de Tok’s, de Wing’s, de Vip’s y miaaaaa. Bueno, de varios restaurantes. Se trata de tortillas rellenas de huevo revuelto, bañadas con salsa de frijoles y por encima chorizo, chile verde serrano y cebolla. Dicen las malas lenguas que fueron creados en el Puerto de Veracruz…  Pero yo […]

Enchiladas Mineras

Enchiladas Mineras

Ayer amanecí con antojo de Enchiladas Mineras.

Las Enchiladas Mineras son oriundas del estado de Guanajuato y su origen es confuso. Algunos señalan que se remonta a la época de oro de los Reales de Minas, cuando los españoles radicaban en el estado, en plena conquista; otros, que su creación es reciente, y que fue una señora la que comenzó a venderlas en las noches en la puerta de su casa. De una u otra forma, las Enchiladas Mineras son muy famosas y consideradas el antojito más típico del estado.

Todo porque el lunes, como ya les he contado, a un par de cuadras de mi casa se pone un tianguis para los jubilados de CFE. Nos traen quesos de Zacatecas, Michoacán e Hidalgo.

Para las Enchiladas Mineras se requiere queso fresco que se desmorone. Y nada mejor que hacerlas cuando el queso está fresquito.

Para cuando me hice de los ingredientes, en lugar de desayuno fue almuerzo. Valió la pena. Lo ideal para estas enchiladas es tener todo preparado antes de freír las tortillas, de lo contrario comerás helado. Y como están rellenas de queso fresco sobre lechuga, imposible calentar en microondas. Deben de comerse acabadas de armar.

Va la receta

Enchiladas Mineras

Enchiladas Mineras

Ingredientes

(para dos personas)

6 tortillas

Ingredientes para la salsa:

100 gramos de chile guajillo
1 ajo
1 pizca de comino

Ingredientes para el relleno:

Queso ranchero
3 cucharadas de cebolla bien picadita

Ingredientes para el adorno:

Lechuga
1 papa grande
1 zanahoria grande
Queso desmoronado

Procedimiento:

Para hacer la salsa:

a) Quita semillas y venas de los chiles
b) En un comal caliente asa los chiles ligeramente. No se deben de poner negros porque amargan.
c) Sumerge los chiles asados en agua, escurre.
d) Pon a cocer por veinte minutos los chiles en agua que los cubra, fuego medio.
e) Licua los chiles con el agua en la que hirvieron, por un par de minutos hasta que la salsa quede muy bien licuada. Si tu licuadora no tiene suficiente potencia, es mejor que cueles la salsa antes de freírla
f) En una cucharadita de manteca, fríe la salsa a fuego bajo. Tápala porque la salsa de chile seco generalmente salta mucho. Si es necesario, añada un poco más de agua.
g) Añade sal (yo utilicé un cuadrito de consomé de res) y comino molido.
h) La Salsa debe de quedar ligera.

Para las verduras

a) Parte en cuadritos pequeños la papa y la zanahoria
b) Tienes dos opciones para que se cuezan: 1. Hervidas 2. Al vapor (yo prefiero este último método). Las verduras deben de quedar firmes, no sobrecocidas.
c) Reserva

Para el relleno:

Revuelve Queso desmoronado con la cebolla bien picadita. Reserva

Para armar el plato:

Sumerge las tortillas en la Salsa, escurre el exceso.

Fríe las tortillas en manteca.

Rellénalas rápidamente y en la misma grasa fríe las papas y zanahorias.

Pon la lechuga como base y encima acomoda las enchiladas. Por encima cubre con las verduras fritas y espolvorea con el queso desmoronado.

¡Buen Provecho!

Enchiladas Tres Marías

Yo probé estas enchiladas por primera vez en el Restaurante Los Mercaderes en el Centro Histórico de la Ciudad de México, pero en realidad en varios restaurantes acostumbran presentar esta combinación de colores y sabores.

En los mercaderes, además, los rellenos de cada una son diferentes (pollo, carne deshebrada y queso).

Se ven muuuuy atractivas, y saben mejor.

En mi versión cambie salsa verde por salsa de pipián. No vienen rellenas, pero están acompañadas de huevo revuelto o huevo estrellado o carne. El acompañante es uno solo.

Para las enchiladas de mole utilicé el Mole Rojo Mayordomo, que se puede conseguir en toda la república mexicana y además tienen pedidos en línea. El mole, apenas un poco picosito.

Va la receta para dos personas:

Ingredientes:

Ingredientes para la salsa de pipián:

¾ taza de semilla de pipián
1 chile serrano chico
1 cucharadita de manteca de cerdo
Sal

Ingredientes para la salsa roja

3 jitomates saladette -400 gramos
1 chile serrano
¼ cebolla – 80 gramos
1 cucharadita de manteca de cerdo

Ingredientes para la salsa de mole oaxaqueño

2 cucharadas copeteadas de pasta de mole
Caldo de pollo para disolverlo

Procedimiento:

Para la salsa de Pipián:

Asa el ajo y la cebolla colocándolos directamente sobre sartén o comal a fuego medio. Retira y coloca en la licuadora. En la misma sartén coloca las semillas de pipián, moviendo para que no se quemen (se amarga la salsa si se queman las semillas), solo tienen que reventar (o inflarse). Coloca en la licuadora con media cucharadita de sal y media taza de agua.
Licua por un par de minutos. Quizás necesites añadir más agua. ¡Con prudencia! La salsa debe de quedar suficientemente ligera.
En una sartén vacía la salsa y añade la cucharadita de manteca. Pon el fuego muy bajo. Checa que tenga sal suficiente.

 

Para la salsa Roja:

En una cazuela coloca el chile serrano rebanado, la cebolla rebanada, los jitomates partidos en cuatro. Cúbrelos con agua. Añade media cucharadita de sal y ponla a cocer por 15 minutos a fuego medio. Retira y coloca en licuadora. Licua por un par de minutos hasta que la salsa esté bien integrada. En una sartén caliente con la cucharadita de manteca, vacía la salsa y deja el fuego muy bajo. Checa que tenga sal suficiente.

 

Para la salsa de Mole:

En una cazuela coloca las dos cucharadas de mole y disuélvelo en el caldo de pollo. Se te facilitará si le añades el caldo caliente.

Con las tres salsas ya preparadas, en los sartenes con poco fuego, continua con el acompañante.

Huevos revueltos, huevos estrellados o carne deben de comenzar a prepararse antes de las enchiladas.

Si las tortillas son recién hechas, van del comal a la salsa y al plato.

Si las tortillas son recalentadas, pásalas por una sartén con poco aceite, a la salsa y al plato.

Coloca una enchilada de cada sabor, con el acompañante por un lado.

Sírvelas calientitas.