Huevos

Huevos

Cuando era joven (más joven, quiero decir) no me gustaban los huevos estrellados. Por ese motivo, en casa se hacían Huevos Estrellados para todo mundo…y para Beatriz, Huevos Revueltos.

Mamá tenía permanentemente un sartén de hierro forjado con aceite (aún se venden este tipo de sartenes hoy día). Era exclusivo para Huevos Estrellados.

El teflón se había inventado desde 1938, pero en aquellos años de mi infancia ni soñar que nos llegaran los sartenes modernos a Poza Rica.

Entonces la mejor opción era “curar” una sartén de hierro forjado.

Huevos

A favor de este modo de hacer huevos, diré que el aceite que permanecía en el sartén no podía considerarse un aceite quemado, porque se ponía sobre la hornilla a fuego bajo-medio, con el temor de hacer un salpicadero al estrellar el huevo si le subías a la lumbre demasiado. Incluso en casa tenía un espacio donde una vez que se enfriaba, lo dejabas a buen resguardo, para que nada le cayera encima.

En ese sartén los huevos flotaban en aceite, con la pala aventabas por encima aceite caliente para que la yema acabara de cocinarse. Y si, te imaginas bien, sacabas los huevos escurriendo aceite, tenías que quedarte (la pala y el huevo) un minuto sobre la sartén para dejar que se escurriera el exceso de grasa.

Los Huevos quedaban hermosos, salvo que no fueras diestra para agarrarlos con la pala. Cuando recién aprendía la técnica, alguna vez se me llegó a romper una yema, cuajándose de inmediato, y medio ensuciando el aceite.

Y entonces llegó el teflón…

Hoy día no puedo imaginar porque motivo en los restaurantes no te sirven huevos tan hermosos como esos, deberían ser perfectos.

Tenemos todo lo que se requiere para que así sea. Hay muy buenos sartenes de teflón en el mercado. E incluso los hacen en las planchas de acero, donde nada se pega.

Es imperdonable cuando te sirven un huevo mal hecho, tostado, con aceite quemado alrededor. Supongo que, en el negocio de hacer comida, con frecuencia se descuida lo que hacen por moverle a los frijoles. Pero no se vale.

Aunque en la viña del señor…me he topado con personas que piden los huevos estrellados volteados. O sea, que no soportan que la yema quede tierna, la quieren MEGA bien cocinada. En gustos se rompen géneros.

¿Como es el Huevo perfecto para mí?

a) es un huevo RECIÉN hecho, calientito.
b) la yema debe de ser líquida, pero la capa que la cubre generalmente se pone blanca, porque tapo el sartén.
c) las orillas no deben de estar tostadas ni haberse obscurecido (lumbre alta)
d) el huevo no lleva sal

Más de alguna vez he desechado un huevo (no tengo perdón de Dios, pero me gusta comer Huevos bien hechos) porque le subí mucho a la lumbre y se me quemó el aceite, porque se me coció la yema, porque se me tostó de las orillas. En fin, procuro estar atenta al sartén para no tener que tirar comida.

Les platico mi método para hacer el Huevo Estrellado Perfecto:

1. Pongo una sartén de teflón en la hornilla, a fuego medio, por minuto y medio

2. Estrello dos huevos y los vacío en un plato (por eso de que pudiera no estar fresco alguno de ellos),

3. Rocío aceite en aerosol en la sartén caliente (si el aceite se obscurece de inmediato es que le subiste mucho a la lumbre. Limpia la sartén con una servilleta y vuelve a empezar)

4. Vacía los Huevos

5. Tapa el sartén y espera por minuto y medio

6. Checa si el huevo está cocido a tu gusto

7. Si utilizaste sartén de teflón, podrás deslizarlo del sartén al plato sin problema y sin exceso de grasa.

8. Buen provecho

Huevos

Para huevos estrellados volteados

6. Una vez que la yema esté medianamente cuajada, procede a darle la vuelta en el sartén (que forzosamente debe de ser teflón). Hazlo con suavidad para que no se reviente la yema.

7. Treinta segundos y tendrás que maniobrar con el sartén y tu plato para darle la vuelta a los huevos.

Huevos

Y en cuanto a los Huevos Revueltos, ¿como me gustan?

Me gustan tiernos, punto.

Detesto cuando me sirven Huevos Revueltos resecos y dorados. Generalmente lo que hago es lo siguiente:

1. Pongo una sartén de teflón en la hornilla, a fuego medio, por minuto y medio

2. Estrello dos huevos y los vacío en un plato (por eso de que pudiera no estar fresco alguno de ellos), los revuelvo

3. Rocío aceite en aerosol en la sartén caliente (si el aceite se obscurece de inmediato es que le subiste mucho a la lumbre. Limpia la sartén con una servilleta y vuelve a empezar)

4. Vacía los huevos

5. Revuelvo mientras se cuecen a fuego medio por 30 segundos y apago (aunque aún no estén bien cocidos, con el calor de la sartén, acaban por cocinarse y quedan tiernos

6. Buen provecho

A mi mamá le gusta CASI igual que a mi. En el punto 2, ella los revuelve…poquito. Le gusta ver hileras de la yema sin mezclarse con la clara. No me disgusta. Siermpre que el huevo revuelto quede tierno. Tierno, no crudo.

Aquí les dejo la liga para otros entradas con huevos; los que ya están y los que vienen en camino.

Hablemos de los huevos que he publicado en El Lugar de Beatriz

– Huevos estrellados

– Huevos estrellados volteados

– Huevos revueltos

– Huevos a la Veracruzana

– Huevos revueltos cremosos

Huevos Motuleños

Huevos Rancheros

– Huevos Divorciados

Huevos encorazados

Nopalitos Navegantes

– Huevos Ahogados 

– Habas con Jamón y Huevo

– Huevos con Charales

– Huevos con Chorizo

– Huevos con Nopales

– Huevos con Chilaquiles (pochados)

– Huevos revueltos con ejotes

– Huevos a la mexicana

– Omelette de queso amarillo y jamón

– Omelette de Champiñones

– Huevos estrellados sobre Chorizo

– Huevos con tocino

– Machaca con Huevo

– Huevos Benedictinos

Sopecitos de Carne Machaca con Huevo de Codorniz

Huevos Pastora

Y como si no fueran suficiente, también tenemos las que presento como Tortas o Tortilla

Cada que tengas un antojo de Huevos, asómate a esta entrada. De una sola vez podrás checar todo lo que al respecto he subido.

Aún no me animo a hacer mis huevos predilectos que son los Huevos Benedictinos. Esos acostumbro a pedirlos, solo cuando voy a restaurantes muuuy buenos.

¿Recuerdan la primera entrada de El Lugar de Beatriz? Es una oda a los Huevos Benedictinos del Hotel Four Season