Día 27 – La Bodega

La Bodega

Título original: The Bodega
Autora: Noah Gordon (estadounidense)
Editorial: RocaBolsillo histórica
Páginas: 381
ISBN: 978-849-694-066-6
Precio: Amazon $249  y Gandhi $259

 

Sinopsis:

Languedoc, Francia, finales del siglo XIX. Josep Álvarez descubre de la mano de un viticultor francés el arte de la elaboración del vino. Desde ese momento, su vida estará determinada por esta pasión. A pesar de su juventud, Josep ha conocido el amor, las intrigas políticas y el trabajo duro, experiencia que, junto a su temprana vocación, caracterizará su destino. Tras participar contra su voluntad en un complot que convulsionará la ya turbulenta escena política del momento, huye a Francia, donde trabajará para un viticultor. Pese a su temor de caer en manos de la justicia, decide un día volver a su hogar. Luchando contra los elementos, Josep emprende una aventura tan ardua como fascinante: la elaboración de un buen vino. En torno a él, los habitantes de Santa Eulalia: la joven viuda Marimar y su hijo Francesc; Nivaldo, el tendero de origen cubano; Donat, el hermano obrero, todos ellos personajes que Pueblan esta rica novela. La bodega contiene la esencia anterior de Noah Gordon: historias personales de fuerza, personajes vitales, retratos fidedignos de una época, plasmados con una sensibilidad y acierto que ha admirado a miles de lectores a lo largo de los años.

 

¿Por qué en El lugar de Beatriz?

Este libro lleva conmigo más de 10 años y por alguna extraña razón tiene poco que lo añadí a Lo que viene en…en reseñas de novelas y ensayos https://ellugardebeatriz.com.mx/lo-que-viene/. Y pues si, lo confieso, tumbó a varios que estaban en cola., porque se trata de una apasionada novela acerca del fascinante mundo del vino.

 

Mi opinión (Excelente, Muy bueno, Me gustó-pudo ser mejor, No vale la pena, Muy malo)

Muy bueno, incluso hasta podría catalogarlo como Excelente.

La historia tiene lugar a mediados del siglo XIX, y está bañada en asuntos políticos y vitícolas (incluye la filoxera). Josep es el hijo menor de un catalán que cultiva uvas. Al hijo mayor le toca heredar las tierras, al hijo menor le toca nada (ser sacerdote o militar). La mitad de la historia serán las andanzas de Josep como soldado, la traición y la huida. La otra mitad será su vida como refugiado en Francia, trabajando (y tomando experiencia) como viticultor, y su regreso al pueblo, cuando su padre muere. Todo lo que tuvo que pasar para que el tuviera sus propias tierras.

En verdad una vida dura y cuesta arriba, que se ve premiada con la elaboración de un extraordinario vino.

Noah Gordon es muy buen narrador, que si bien hay mucha ficción en la novela, está ubicada en un periodo histórico real.

Es muy fácil de leer.

 

Algo para recordar

28

Cocinar

El primer invierno de Josep como propietario de las tierras empezó con un clima insulso, y el brillo de la satisfacción por haber obtenido su primera cosecha fue atenuándose hasta desaparecer. Las vides habían perdido casi todas sus bellas hojas y se habían convertido en esqueletos secos y quebradizos. Estaba llegando la hora de empezar a podar en serio. Caminó hasta la viña y la miró con espíritu crítico. Vio que había cometido algunos errores y se concentró en aprender de ellos.

Por ejemplo, las vides que con tanta petulancia había plantado en la sección vacía de la ladera empinada, creyéndose más imaginativo y listo que su padre y sus antepasados, se habían secado bajo el ardiente calor del verano, pues ─tal como sin duda había entendido su padre─ en esa zona la insustancial capa de suelo cultivable quedaba directamente encima de una roca impenetrable. Para que las cepas sobrevivieran allí había que montar un regadío, y tanto el río como el pozo del pueblo quedaban demasiado lejos para que tal pretensión fuera pragmática.

Josep se preguntó que otras cosas había sido incapaz de aprender sobre la tierra al hacerse mayor, de entre las muchas que su padre si conocía.

No tenía ningún deseo de dedicarse a cazar, pero cuando volvió a encontrarse con Jaumet recordó el sermón de Nivaldo sobre la necesidad de comer mejor.

─¿Me puedes conseguir un conejo? ─le preguntó.

Jaumet exhibió su lenta sonrisa y asintió. A la tarde siguiente apareció en su casa con un conejo pequeño al que había disparado en el cuello y pareció quedarse encantado con las monedas que Josep le dio a cambio. Le enseñó a despellejarlo y prepararlo.

─ ¿A ti cómo te gusta guisarlos? ─le preguntó Josep.

─ Los frío en manteca ─ respondió Jaumet.

Al irse, se llevó la cabeza y el pellejo como premio. Josep recordó lo que su padre solía hacer con los conejos. Fue a la tienda de comestibles y compró ajo, una zanahoria y un pimiento rojo picante bien grande. Nivaldo enarcó las cejas mientras le cobraba.

─ Qué, cocinando, ¿no?

De vuelta en casa, empapó una tela en vino agrio y frotó todo el cuerpo por dentro y por fuera antes de cuartearlo.

Dispuso las piezas en una olla con vino y aceite de oliva, añadió media docena de dientes de ajo aplastados y cortó las verduras antes de dejar la olla encima en una pequeña hoguera para que se arrancara a hervir a fuego lento.
Horas más tarde, cuando se comió dos piezas del guiso, la carne era tan tierna y sabrosa que se sintió santificado. Rebañó la salsa especiada, permitiendo que los trozos de pan duro se ablandaran hasta quedar casi líquidos y tan suculentos que casi se los tragaba sin masticar.

Cuando hubo terminado de comer llevó la olla a la tienda, donde Nivaldo picaba una col para su guiso.

─ Para que lo pruebes ─le dijo

Mientras Nivaldo comía, Josep leyó El Cascabel.

A su pesar, como consecuencia de aquellos sucesos en los que había visto enredado, tenía ahora más interés en cuestiones de política relacionadas con la monarquía. Siempre leía el periódico con atención, pero casi nunca encontraba la información que buscaba. Poco después de su regreso al pueblo, El Cascabel había publicado una noticia sobre el general Prim coincidiendo con el cuarto aniversario de su asesinato. El artículo revelaba que después del asesinato habían detenido a mucha gente, pero que la policía los había soltado después de interrogarlos.

Nivaldo masticaba y tragaba muy afanosamente.

─ Aún no he leído el periódico. ¿Hay algo interesante?

─ …Sigue habiendo duras luchas. Podemos dar gracias de que no hayan llegado hasta aquí. En Navarra, los carlistas atacaron a las fuerzas armadas y se hcieron con armas y piezas de artillería, además de tomar trescientos prisioneros. ¡Por Dios! ─ Agitó el periódico─. Casi capturan a nuestro nuevo Rey.

Nivaldo lanzó una mirada a Josep.

─ ¿Y entonces? ¿Qué hace el rey Alfonso con sus tropas?

─ Dice que se formó en Sandhurst, la escuela militar británica, y que participará activamente en los intentos de sofocar la guerra civil.

─ Ah, ¿si? Que interesante ─concedió Nivaldo.
Se comió el último pedazo de carne y, para mayor satisfacción de Nivaldo, empezó a chupar los huesos.

 

Del Autor – Noah Gordon

Noah Gordon es un escritor estadounidense nacido en el seno de una familia de origen judío, el 11 de Noviembre de 1926 en la localidad de Worcester (Massachusetts).

Tras un primer intento de estudiar la carrera de Medicina, acabó por licenciarse en Periodismo y Letras en la Universidad de Boston. Ejerció durante una temporada como periodista freelance y trabajó además para diversas publicaciones entre las que se encuentran el Worcester Telegram y el Boston Herald. Fue también editor y articulista de algunas revistas médicas, como el Psychiatric Opinion o el Journal of Abdominal Surgery.

Noah Gordon es autor de varias novelas que han llegado a convertirse en auténticos best-sellers de la literatura, que han sido traducidas a múltiples idiomas y que han logrado un puesto permanente en los estantes de las librerías. Su primera novela publicada fue «El Rabino» y data de 1965, aunque su obra más conocida es «El médico» (editada por primera vez en 1986 y llevada al cine en 2013), primera parte de una trilogía que se completa con «Chamán» y «La doctora Cole».

CURIOSIDADES:
– Noah Gordon fue llamado a las filas del ejército estadounidense para participar en la Segunda Guerra Mundial. Realizó servicios administrativos en San Francisco.

– Sus padres deseaban que se convirtiera en médico y él intentó contentarles en un principio, incluso asistió a la Universidad de Boston para cursar Medicina. Sin embargo, su gusto se decantaba más por el Periodismo, carrera por la que se decantó finalmente. No obstante, siempre ha mantenido vivo su interés por la medicina y la ciencia.

 

Libros de Noah Gordon

– El diamante de Jerusalen ***
– La doctora Cole
– La bodega
– El comité de la muerte ***
– El rabino
– Chamán
– El médico

***los que me falta leer

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *