Feliz Cumpleaños

Cumple … de festejo

Hoy estoy de cumple, recapitulando y dando gracias a Dios por tantas bendiciones recibidas.

Feliz CumpleañosFeliz Cumple aaa miiiiii

Chilaquiles

Chilaquiles

En el pasaje de Polanquito, donde se encuentra mi peluquero consentido , suelo llegar temprano a mi cita trimestral, para desayunar en el Snob Bistró sus deliciosos chilaquiles.

Son tan pero tan enormes, que tardé para pedir mi primera orden (tienen muchos desayunos ricos) no me había animado a pedirlos, sabía que dejaría la mitad. Malo fue que me enteré que sirven medias órdenes. Recomendables y también el café que sirven.

Chilaquiles

Los chilaquiles en México pueden ser rojos, verdes, salsa cocida (ingredientes hervidos), salsa asada (ingredientes asados en comal), de jitomate o de chile seco, incluso en algunos lugares los preparan blancos (queso y crema).

En cuanto al acompañante, pueden ser con huevo estrellado, huevo revuelto, con una chuleta por un lado, con carne asada, con pollo (deshebrado). Yo siempre los pido…o los hago con huevo.

Va la receta

 

 

Chilaquiles con huevo revuelto (o estrellado)

 

Ingredientes

Para la salsa

Jitomate 2 piezas,
Cebolla ¼ pieza,
chile serrano de una a dos piezas
ajo ½ pieza
3 tortillas por persona

Chilaquiles

Para el adorno

Cebolla morada rebanada
Queso fresco desmoronado
Crema
Rebanadas de aguacate

 

Procedimiento:

Para la salsa:

Coloca todos los ingredientes en una olla con muy poca agua. Deja que hierva hasta que el chile y la cebolla estén blanditos. Procesa en una licuadora hasta que quede una salsa bien integrada. Regresa a la olla donde hirvieron y añade una cucharadita de consomé de pollo. Reserva.

 

Para las tortillas:

Es mejor utilizar tortillas del día anterior, porque secas absorben menos aceite.

Corta las tortillas. La mayoría suelen cortarlas en triángulos. Yo prefiero tiritas. Si las tortillas son frescas, colócalas partidas en el sartén a fuego muy bajito unos diez minutos, para que se tuesten un poco, que se sequen.

En una sartén agrega un par de cucharadas de aceite y las tortillas partidas. El fuego debe ser bajo, para que se doren lentamente.
Cuando ya estén doraditas, añade la salsa de jitomate caliente. Espera un par de minutos antes de Servir los platos.

Chilaquiles

Para armar el plato

Sirve un par cucharadas de chilaquiles en un plato. Por encima coloca cebolla, queso fresco y crema.

Acompáñalos con huevo revuelto.

Cuando hago chilaquiles de más, los meto al refrigerador y al día siguiente los pongo en un sartén (una sola ración), con un chorrititito de agua (muy poquita, solo para que no se peguen), los tapo y los dejo en lumbre unos 10 minutos. Ya que están bien calientes, estrello un huevo sobre los chilaquiles y vuelvo a tapar por tres minutos. Entonces quedan Chilaquiles con huevo “pochado”. También me encantan.
Y si revuelves el huevo antes de añadirlo a los chilaquiles bien calientes, también quedan muy ricos.

Enchiladas Rellanas de Pollo

Ya les he platicado que me gusta elaborar el Caldo de Pollo para hacer sopas, arroz y para lo que se requiera. Al menos una vez a la semana tengo un par de tazas de pollo deshebrado listo para utilizar en alguna receta. A veces lo ocupo para la misma sopa, para taquitos, para pellizcadas, […]

La Mafia Se Sienta a la Mesa

Autoras: Jacques Kermoal y Martine Bartolomei
Editorial: TusQuets Editores
Páginas: 220

Precio:  $ 387.81 Amazon $ 249 Gandhi

ISBN: 978-607-421-843-5

 

Sinopsis:

Pocos saben que los padrinos de la Honorable Sociedad preparan los menús de sus ágapes con el mismo cuidado y esmero que sus crímenes. La expresión cucinare il delitto (cocinar el delito) da una idea de la importancia que la Mafia otorga a la gastronomía: ya desde sus comienzos, esta organización se ha reunido en torno a la mesa con objeto de festejar aniversarios y éxitos, urdir nuevas estrategias… o poner fin a las actividades y los días de algún miembro de la Familia. Y la comida constituye una liturgia, un ritual en el que cada detalle está perfectamente planeado. En La Mafia se sienta a la mesa se describen las comidas, cenas o banquetes que, por su importancia histórica o legendaria, por su originalidad o su cariz burlesco, ocupan un lugar preeminente en la gastronomía mafiosa desde 1738, año en que se fundó esa sociedad. Pues la Mafia organiza ágapes tanto para preparar el desembarco de Garibaldi en Marsala en 1860 como para distribuir el tráfico de caballos durante la Primera Guerra Mundial, o para celebrar —en un famoso festín de quinientos cubiertos— la toma del Bronx por Maranzano. Así, los nombres de Mussolini, Roosevelt, Churchill o del general Dalla Chiesa se mezclan, entre bocado y bocado, con los de don Vito, Calogero Vizzini, Genco Russo, Lucky Luciano o el último emperador, el abogado mafioso Vito G. Los gourmets verán satisfecha su curiosidad, ya que se ofrecen los menús, los vinos y las recetas de las comidas mafiosas más relevantes. Varias de estas recetas fueron inventadas por los más famosos caciques y jefes de familia, cuyo prestigio, según se dice, debe más a su talento culinario que a su forma de manejar la metralleta.

 

¿Por qué en El lugar de Beatriz?

Porque las diez historias giran sobre los hombres de la mafia y los menús que les servían.

Mi opinión (Excelente, Muy bueno, Me gustó-pudo ser mejor, No vale la pena, Muy malo)

Me gustó-pudo ser mejor

Y es que algunas de las historias verídicas son muy buenas, pero no todas. La que más me gustó fue “El benedícite de los franciscanos de Mazzarino (1958)”, que ilustra como la mafia se metió hasta los conventos, y por supuesto la historia de Frank Sinatra.

¿Quién debería de leer La Mafia se sienta a la mesa?

A quienes les gusta las historias de mafiosos, sus extravagancias y sus excesos. Y por supuesto a quienes les gusta la cocina italiana. Cada uno de los diez capítulos narra la historia de un mafioso y que platillos se sirvieron en el evento que se narra. Algunas de las recetas son muy buenas, se antoja hacerlas.

Algo para recordar

Menú número 5
Comida en Mazzarino entre el padre Carmelo, superior del convento franciscano, y Angelo Cannada, latifundista del término municipal.

Setas Sanmaurini
Macarrones a los brécoles
Porcheta rellena
Hinojos fritos
Quesos de cabra de la Conca d’Oro
Cremolino
Pulseras de la abuela

Vinos: Frascati

En Casa de Angelo Cannada, el rico latifundista de Mazzarino, no era costumbre ir a buscar a otros lugares los productos que tenían en su propia granja. Los días de fiesta se mataba el cerdo, se organizaba un gran mercado en el huerto de la propiedad y se sacaban las excelentes botellas de la cava familiar. Para variar un poco, bastaba preparar las hortalizas recién recogidas siguiendo alguna de las recetas transmitidas de madres a hijas. El ama de casa no carecía de recursos; cocinaba con idéntico celo tanto el tocino mezclado con tomates, albahaca y ricota que acompaña los fideos a la Rusticana, como los rigatoni a las coliflores o los fettucini a los calabacines fritos. Pero lo que más le gustaba al superior del convento eran los insustituibles macarrones a los brécoles, esas pequeñas coliflores con las puntas verdes que son como el abanderado de Sicilia. Para honrar a su huésped, Angelo Cannada cambiaba incluso sus costumbres de viejo siciliano, añadiendo a la comida los aperitivos y el queso.

En la región de los castaños se encuentran grandes setas carnosas y de gran sabor que los sicilianos como los Cannada cocinan cada uno a su manera. Por lo general, se preparan al horno con aceite, ajo, pimienta, sal y queso fresco de cabra rallado. En esta receta, se hacen simplemente a la brasa y se sirven como aperitivo con una salsa bien batida compuesta de aceite, limón, sal y pimienta.

Macarrones a los brécoles

Ingredientes para seis personas:

700 g de macarrones
700 g de brécoles
900 g de tomates bien maduros
2 cebollas
2 dientes de ajo
80 g de uvas pasas
80 g de piñones
12 filetes de anchoas
150 g de pecorino rallado
8 hojas de albahaca
20 cl de leche
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Se rehoga la cebolla en aceite de oliva. Se añaden los tomates pelados y sin semillas, se sazona con sal y pimienta, se cubre la cacerola y se deja cocer a fuego lento durante treinta minutos

Se sumergen los brécoles bien lavados en agua hirviendo con sal. Se cuecen durante un cuarto de hora y se escurren. Se cuecen los macarrones de la misma manera hasta que estén “al dente”, es decir, tiernos y al mismo tiempo firmes.

En una sartén se dora el ajo en el aceite de oliva y se añaden los filetes de anchoa, que previamente se habrán desalado en leche. Se vierte todo esto en la salsa de tomate junto con los brécoles, los piñones y las uvas pasas, que antes se habrán metido en agua tibia para que se hinchen, y se deja cocer todo durante 5 minutos removiendo suavemente de vez en cuando.

Cuando los macarrones estén a punto, se escurren y se ponen en una fuente. Se cubren con la salsa y se espolvorean con albahaca rallada y queso pecorino también rallado. Se mezcla todo antes de servir.

 

De los Autores – Jacques Kermoal y Martine Bartolomei

Jacques Kermoal nacido en Saint-Malo, Francia, en 1924, es un prestigioso periodista que ha colaborado en las revistas Paris-Match, Combat, L’Europeo, Der Spiegel, L’Avanti, y ha sido durante muchos años jefe de redacción del semanario italiano Le Ore. A él le ha correspondido gran parte de la investigación histórica mientras Martine Bartolomei, periodista colaboradora de Méridional, Figaro, Magazine y Elle, se ha ocupado del aspecto más estr…

Martine Bartolomei, periodista colaboradora de Méridional, Figaro Magazine y Elle, se ha ocupado del aspecto más estrictamente gastronómico de La mafia se sienta a la mesa.

Ensaladas

Ensaladas

Autor: Emanuela Stucchi Prinetti
Editorial: Aguilar
Lugar y Año de la publicación: China 1993
Páginas: 108
Precio: lo encontré en ingles en Amazón $452.36
ISBN: 968-18-4440-8

 

Sinopsis:

Ponga una ensalada fresca y hermosa en su mesa en minutos. Comience con una ensalada de pimientos asados o una clásica Bruschetta italiana de tomate y pan. Acompañe su próximo plato principal con una ensalada tibia de papa y achicoria o una ensalada de calabacín y menta. Haga de la ensalada la estrella con ensalada asiática de pollo o pasta y ensalada de salmón. Hay una cornucopia de deliciosas posibilidades.

Con una selección selecta de recetas probadas en la cocina de la autoridad culinaria italiana Emanuela Stucchi Prinetti, cada una en una gloriosa fotografía a todo color, este hermoso y práctico libro ofrece información experta e inspiración deslumbrante. Todos los elementos básicos están cubiertos: equipo de cocina, haciendo sus propios aderezos, lanzando y sirviendo. Y un glosario ilustrado incluye una guía de hojas de ensalada comúnmente disponibles.

Salads es parte de Williams-Sonoma Kitchen Library, una nueva serie de libros escritos por destacadas autoridades internacionales de alimentos y creados bajo la dirección general de Chuck Williams, fundador de Williams-Sonoma, las principales tiendas y catálogo de artículos de cocina de Estados Unidos. Cada volumen de la serie se concentra en un solo ingrediente principal o tipo de alimento, y está diseñado expresamente para el uso práctico y diario en la cocina del hogar.

 

¿Por qué en El lugar de Beatriz?

Un libro más que ya no está a la venta. Tuve oportunidad de hojearlo y me cautivó. Todas las ensaladas se ven deliciosas, y muy sencillas de elaborar.

 

Mi opinión:

Es un muy buen libro, con 45 recetas todas con posibilidad de elaborarse.

Las fotografías excelentes.

 

De la Autora, Emanuela Stucchi Prinetti:

Badia a Coltibuono, que significa Abadía de la Buena Cultura, es una propiedad majestuosa y culturalmente importante que puede presumir de ser la bodega en funcionamiento más antigua del mundo. La finca tiene 1.000 años de historia cultural europea como lugar de culto y refugio espiritual, así como un centro de aprendizaje e investigación agrícola. La Abadía ha pertenecido a la familia Stucchi Prinetti desde 1846. Hoy en día, la finca de Coltibuono es un centro de la cultura toscana e incluye una bodega, un restaurante, una escuela culinaria, un B&B, apartamentos para vacaciones en granjas y está abierto para visitas y catas. Aquellos que quieran aprender sobre productos y tradiciones locales.

Emanuela Stucchi Prinetti, hija de Piero Stucchi Prinetti y Lorenza de Medici, es autora de varios libros de cocina, incluyendo Ensaladas, William Sonoma –Time and Life Books; Salsas para pasta, William Sonoma – Time and Life Books; y cocina italiana saludable – Pabellón. Hoy en día, Emanuela, junto con sus hermanos Roberto y Paolo, son los miembros de la quinta generación de la familia que administran la finca Badia a Coltibuono. Con gran orgullo, trascienden la moda, guiados por su devoción por la Badia y por el respeto a su historia, la agricultura se realiza de forma orgánica únicamente a partir de variedades indígenas, reliquias, toscanas que tradicionalmente se vinifican.